Un solo día de Guadalajara ¿sin autos?

            Desde hace muchos años cada 22 de septiembre se celebra el Día Mundial Sin Autos, que tiene como objetivo crear conciencia sobre nuestros hábitos de transporte y es una oportunidad para que las personas experimenten otras opciones para transportarse en la ciudad.

            En Colombia, específicamente en Bogotá, han adoptado fervientemente esta celebración que no sólo tienen un día al año, sino dos. Y además tienen legislado la prohibición del uso del automóvil particular ese día.

            ¿Qué pasaría si Guadalajara se quedara sin autos un día?

            Me parece curioso que con personas con la que he tocado el tema, cuando les planteo esta idea comienzan a argumentar que no se vale, que no podrían hacer eso porque (ponga su mejor excusa aquí), que sería una injusticia. Hay mucha resistencia a la posibilidad de dejar el coche un solo día.

            Es difícil hacer entender a las personas la importancia de esto, lo ven como una exageración, como si no sirviera para nada o diciendo que la solución está en alguien más. Pero la realidad es que los números no mienten, que los índices de contaminación están más altos que nunca y que los coches son responsables del 73.5% de la polución del aire; que cada día se integran 400 coches a nuestras ya saturadas vialidades, que el uso del coche es el transporte más caro, que el espacio de estacionamiento está saturado; que por pasar tanto tiempo en un coche solos está generando consecuencias en el tejido social, que ya no caminamos la ciudad y se ha perdido hasta la identidad cultural.

            Y es aún más complicado difundir la necesidad de generar cambios en nuestros hábitos, que no tenemos ya para dónde hacernos, que la ciudad está colapsada y el apuntar el dedo hacia otros esperando la solución sólo ocasiona más problemas. Esto ya no sólo es responsabilidad del gobierno, la ciudadanía tiene que comenzar a crear acciones, porque aun cuando se hagan más vialidades, se implementen más sistemas de movilidad, se hagan mejoras en el transporte público, de nada sirve si la gente no las utiliza.

            Algunos argumentan que por todas sus vueltas que hacen en un día no podrían hacerlo en otro medio, otros dicen que si hubiera un mejor transporte púbico considerarían dejar el coche, otros dicen que andar en camión no es seguro y que andar en bicicleta se consideraría suicidio. Y cuando les pregunto cuándo han usado alguno de esos medios me contestan que no lo han hecho o que no lo han usado en mucho tiempo.

            Cuando me pongo a pensar en las mejoras al transporte público (que sí hay mucho por hacer), aun cuando se hicieran mucha gente aún no lo usaría simplemente porque lo seguirían comparando con el uso que le dan a su vehículo personal. Para poder dejar el coche creo que primero se tiene que hacer conciencia que un transporte público jamás será un coche, pero tiene más ventajas de las que se puede creer. Que para usar bicicleta no se necesita tanta infraestructura como creen, solo basta con agarrar una bicicleta y respetar el uso de las calles.

            En verdad no se requiere ni tanto esfuerzo ni tanta infraestructura dejar el coche en casa, aunque sea un solo día. Un solo día.

            Estamos a una semana de celebrar el Día Mundial Sin Autos, y creo que es más fácil sumarse a esta celebración de lo que se piensa. Si quieres participar, tienes una semana para poder agendar citas otros días, de ir viendo qué rutas de camión pasan por tu trabajo o calcular qué tan lejos queda en bicicleta (por cierto, se hace aproximadamente media hora por cada 8 km).

            Y lo más importante de todo es recordarles que solo es un día.

Comentarios

comentarios

Share This