Con la fiebre del mundial a su máxima expresión y a punto de llegar al climax que implica la final, vale la pena tomar una pausa del trajín y preguntar ¿Qué pasará con los estadios después del domingo?

Estadio Olímpico Helsinki. Foto: Jon Pack

Estadio Olímpico Helsinki. Foto: Jon Pack

Se podría comenzar a especular sobre su futuro, decir que el mundial -como lo serán las olimpiadas o han sido otros eventos- es/fue una oportunidad para detonar la economía en las ciudades, que se trata de una inversión que será recuperada en un futuro y que beneficiara a millones de brasileños. Pero ¿realmente pasa esto?

Para contestar la pregunta se puede voltear a ver el trabajo de Jon Pack, fotografo neoyorquino y Gary Hustwit, cineasta, quienes se preguntaron por la vida de las instalaciones después de las olimpiadas, algo que se podría preguntar también después de los mundiales.

Cine de la Villa Olímpica. México 1986. Foto: Jon Pack

Cine de la Villa Olímpica. México 1986. Foto: Jon Pack

La pregunta ¿Qué queda después de ser el centro de atención del mundo? los ha llevado a recorrer diversas ciudades que albergaron juegos olímpicos, recorriendo desde la Ciudad de México, hasta Bejing, fotografiando lo que ha sido de los estadios y obras construidas para recibir a los deportistas y visitantes.

Lo que han encontrado va desde una pista de bobsleigh en Sarajevo convertida en trinchera para francotiradores, hasta la aceleración de procesos urbanos como los sufridos en Barcelona.

Pista de Bobsleigh. Sarajevo. Foto: Jon Pack

Pista de Bobsleigh. Sarajevo. Foto: Jon Pack

De entre todas las ciudades que han visitado y los procesos olímpicos a las que fueron sujetas, encuentran que solo Los Ángeles y Barcelona ingresaron dinero y/o aprovecharon el momentum olímpico para catapultar a la ciudad, algo que otras ciudades no han podido y se han quedado con dinero invertido en infraestructura que termina en el abandono o siendo subutilizada.

Historias de ciudades que han intentado aprovechar estos grandes eventos para producir un cambio son muchas, sin embargo que sean exitosas se encuentran pocas, el reto que se presenta para Brasil después de la fiebre futbolística y las olimpiadas en 2016 es muy grande, ser el centro del planeta por un mes puede tener un costo muy alto.

Villa Olímpica. Roma. Foto: Jon Pack

Villa Olímpica. Roma. Foto: Jon Pack

El proyecto de Pack y Hustwit se puede visitar en su pagina web, en donde también se puede comprar su libro.

Vía El País

Comentarios

comentarios

Share This