Redes sociales – redes urbanas

20111214-230644.jpg

Este post surge a partir de un tweet de @NecroLeyva en el que me decía lo siguiente:

Tomando como base el mensaje anterior comencé a reflexionar sobre lo que es una red social y sus implicaciones en la ciudad, basado en el concepto de la Red Social como un encuentro entre personas que se agrupan para compartir algo en común, puede ser un lazo familiar, de amistad ó profesional.

Estas redes son anteriores a la aparición de la web, en un principio se establecía esta relación en entornos físicos, la plaza, parque, jardín, café, oficina, casa, La Ciudad. Es decir que el boom de las redes sociales como las entendemos actualmente -basadas en web- es posterior, de hecho la ciudad misma configura una red social entendiendo las cuadras como nodos y las calles como uniones entre los nodos, permitiendo una interacción directa de los “usuarios” (ciudadanos) y creando sub-redes, por lo mismo no es un tema que esté muy lejos de nosotros, es algo que vivimos día con día.

Entender la red social como una experiencia es algo bastante interesante, si analizamos un poco (de manera superficial) las redes virtuales y su auge nos damos cuenta que el éxito de facebook se centra en la facilidad de conectarnos con otras personas, no solo como “amigos” sino en grupos de interes, facilitando el intercambio de ideas y conocimiento sin importar el punto físico en el que estemos. ¿No es lo anterior algo que se debería de buscar en las ciudades? En mi opinion deberíamos diseñar espacios físicos, tanto virtuales, que faciliten el intercambio de conocimientos entre la sociedad, para de esta manera impulsar el desarrollo.

En este punto me surgió una reflexión y se me vino a la cabeza la idea del “Placemaking” que manejan en Project For Public Space, es decir hacer distritos que surjan desde la gente para la gente y que a la vez ofrezcan un abanico de posibilidades para desarrollarse. Trasladando esto al mundo digital la idea de facebook como distrito de “espacio público” me suena coherente, ya que nos ofrece varias posibilidades de interacción, desde un mensaje en el “muro” de otra persona, ver fotos ó coordinar grupos, hasta jugar. ¿No es esto lo que la ciudad debería de estar ofreciendo? Un abanico de oportunidades para salir a disfrutarla, creo que en cierta medida si lo ofrece, pero todavía nos queda un largo camino por andar -por lo menos en Guadalajara- para poder decir que tengamos una ciudad que nos ofrece todas las oportunidades.

El camino que hemos seguido como sociedad nos ha llevado a tener una facilidad de relacionarnos con personas que están a miles de kilómetros de distancia, pero también la misma sociedad en su afán de “seguridad” y “exclusividad” nos ha llevado a encerrarnos en comunidades amuralladas (cotos) que evitan que seamos capaces de relacionarnos con nuestros vecinos más próximos. Creo que es hora de bajar un poco lo virtual y comenzar a conocer el nombre del vecino ó de la persona que vive a tres casas de la nuestra, para volver a tejer nuestra red social, nuestra ciudad.